Gallos Femenil

El futbol es uno de los deportes más bonitos del mundo, en mi opinión, me atrevería a decir el más hermoso. Esto debido a varios factores, pero el que a mi parecer lo diferencia de las demás disciplinas, es la incertidumbre. En este deporte no hay nada asegurado, puedes ser el mejor equipo del mundo, puedes tener una racha de imbatibilidad, puedes estar en gran momento de forma, pero llega un ligero tropezón y todo puede dar un giro de 180 grados. Lamentablemente esto es lo que le sucedió a Gallos Femenil.

Se ha disputado más de la mitad del torneo Liga MX Femenil, 12 jornadas llevamos hasta día de hoy, el destino de la mayoría de equipos está siendo cada vez más claro, aunque seguramente alguna sorpresa nos falta por ver. Uno de los equipos con más altibajos del torneo ha sido Gallos Blancos; con un arranque espectacular goleando 4-0 al acérrimo rival en el clásico de la 57, y venciendo a Atlas en el estadio Jalisco, el arranque no podía ser mejor después de lo visto la campaña pasada, sin embargo, dos derrotas consecutivas frente a León y contra el hermano menor Xolos ambas por 2-0, nos demostraban como iba a ser el torneo para Gallos, una de cal y otra de arena. Después de ese doble tropezón, el equipo se levantaba para tomar más impulso que nunca. Ocho goles en tres partidos y solo uno en contra; Santos, Puebla, y Necaxa, sufrían todo el poderío ofensivo de un en rachado Querétaro que se encontraba en su mejor momento de forma, no solo del torneo sino de su historia, pero como mencionamos al inicio del texto, el futbol es una incertidumbre total, dos tropezones consecutivos mandaron al equipo a la lona…

El primer tropezón fue una derrota fuera de casa en un partido que de primeras parecía ganable frente a Cruz azul, resultado doloroso ya que Rayadas había bajado su nivel de juego dejando varios puntos en el camino, perdiendo Gallos la oportunidad de dormir entre las cuatro primeras, y peligroso debido a que Cruz Azul era el equipo perseguidor de Querétaro, acercándose y rozando prácticamente a Gallos en la clasificación con esta victoria.

El segundo tropezón fue donde absolutamente todo se derrumbó; Gallos Blancos se enfrentó al Toluca en el Estadio La Corregidora, una vez más las 'azul y negras' tenían la posibilidad de dormir entre las mejores cuatro si ganaban el partido, ya que Monterrey seguía en horas bajas, sin embargo, lo que se vivió fue una hecatombe histórica. El trámite del partido fue un encuentro sumamente rocoso, complicado, trabado, sin ocasiones, donde prácticamente en todo el partido ninguna se hizo daño, ambos equipos se neutralizaron mutuamente, y cuando parecía que el empate a cero goles se afianzaría en La Corregidora, Leidy Ramos marcaba un agónico tanto al 92’ que parecía ser el gol del triunfo para las locales, con la afición y el equipo eufóricos por lo que parecía una histórica victoria que cambiaría por completo la historia del club, un giro de guión inesperado digno de una película de terror, ahogaba y silenciaba completamente a toda una ciudad; Mariel Román empató el partido al 93’ tan solo un minuto después del gol de Gallos con una jugada de saque de centro. Pero esto estaba lejos de terminar, al 99’ Cinthya Peraza marcó el gol de la victoria para Toluca culminando así una remontada histórica para las “diablas” y una noche trágica para Gallos; de la gloria al abismo en tan solo 7 minutos.

A partir de ese momento cumbre, Gallos está en caída libre, y me atrevo a decir con todo el dolor de mi corazón, que no se recuperará de ese duro golpe, mínimo este torneo. Como si no fuera poco, las dos jornadas siguientes fueron una auténtica pesadilla para el equipo; primero visitando a Chivas, uno de los mejores equipos de la competición. Gallos casi todo el partido estuvo a un solo gol del empate, sin embargo, al minuto 89’ Alicia Cervantes conseguió su doblete sentenciando el partido, provocando una derrota más a la cuenta para Gallos. La jornada siguiente y la última que se ha disputado, fue la visita del líder de la competición al Estadio La Corregidora. Tigres Femenil el mejor equipo del torneo se enfrentó a Gallos Blancos en un duelo donde tristemente no hubo rival para las felinas; Gallos no existió en el partido, Tigres dominó de pies a cabeza el encuentro, desplegando un futbol maravilloso, combinativo, certero, contundente, y sobresaliente, propinándole un doloroso baile a “medio gas” a los Gallos Blancos de Querétaro, marcándole 4 goles en su propia casa.

Con este partido sumamos 4 derrotas al hilo por parte de las “emplumadas”. Cabizbajas, sin soluciones, sin contundencia arriba ni abajo, el equipo ahora mismo está muerto en vida, sin signos de mejora, y lo peor de todo con un calendario que asusta; Juárez, Rayadas, Pumas, Pachuca, América, y Mazatlán, son los duelos que le quedan a Gallos Femenil por disputar, varios peces gordos están en la lista antes mencionada, la situación no pinta nada bien para el equipo queretano.

El futbol es un deporte hermoso porque siempre nos demuestra que lo imposible es posible, sería un sueño que Gallos clasificará con este calendario tan difícil que tiene para cerrar el campeonato, sin embargo, recordemos que en este deporte la incertidumbre es pan de cada día, así como Gallos se desplomó, soñemos con que se levantará para tener un cierre triunfal.

Visto 178 veces