El astro brasileño

El astro brasileño

Brasil vs Estados Unidos, 10 de Agosto de 2010, Estadio New Meadowsland, Nueva Jersey. La “canarinha” volvía al ruedo después de la debacle en la Copa del Mundo Sudáfrica 2010; la ilusión, los ánimos y las esperanzas estaban en lo más bajo, parecía que Brasil no volvería a tener ídolos, parecía que el “jogo bonito” estaba prácticamente muerto… pero cuando más oscuro está el panorama, una luz siempre llega a iluminarlo. Con el dorsal número 11 un chico de 18 años proveniente de São Paulo haría su debut con la selección brasileña, Neymar da Silva Santos Júnior era su nombre… muy pocas personas en ese estadio sabían quién era aquel joven futbolista, pero lo que sí es un hecho es que ninguna se imaginaba lo lejos que llegaría aquel niño de Mogi das Cruzes. Al minuto 28’, balón filtrado de Robinho para André Santos, el jugador del Fenerbahçe colgaba un balón peligroso al área, seguido a esto, la defensa del conjunto estadounidense se quedaba tiesa al ver un avión pasar por delante suya, Neymar con un testarazo potente y perfecto colocaba la pelota en el lado derecho de la portería de Howard marcando el 2-0 definitivo, el joven debutante se arrodillaba, apuntando los brazos hacía el cielo en señal de gratitud, lleno de lágrimas se levanta besando el escudo de su selección… había nacido una estrella.

En 2013 llegó su primera oportunidad de conseguir un título con la selección mayor de su país. La extinta Copa Confederaciones se jugó en su país. Consagrado como una estrella emergente, Neymar aceptó el honor y la responsabilidad de portar el dorsal “10” en su espalda, siendo el nuevo heredero del trono. Marcó 4 goles en el torneo, uno de ellos en la final frente a España, Neymar consiguió su primer título con la selección, fue galardonado como el mejor jugador de la competición. Neymar se había convertido en uno de los mejores jugadores del mundo.

Un año después llegaría el máximo honor para un futbolista, ese momento que todos sueñan, ese momento que se quedó grabado para siempre en la historia… la Copa del Mundo Brasil 2014. Neymar por primera vez representaría a su selección en la cita de las citas, en su casa, con su gente, con el “10” en la espalda, el astro brasileño no podía decepcionar. En su debut frente a Croacia, Neymar consiguió un doblete para ganar el partido 1-3, con 63 mil almas coreando su nombre. Frente a Camerún, con otro doblete de un inspirado Neymar, Brasil se clasificó a octavos de final como una de las favoritas al título. Frente a Chile, se vivió un trabado encuentro que culminó 1-1 tras los 90 minutos, en tiempos extras todo se mantuvo igual teniendo que ir a los once pasos, en los penales la responsabilidad una vez más recayó en el número “10”; Neymar de nueva cuenta se convirtió en el héroe tras marcar el penal definitivo que envió a Brasil a la siguiente ronda. En cuartos frente a Colombia, el sueño se convertiría en una pesadilla… a pesar de ganar 2-1 ante los cafetaleros y avanzar a semis, Neymar tuvo un trágico desenlace tras recibir un rodillazo por parte de Camilo Zuñiga en la espalda, fracturando así la vértebra “L3” del  jugador y haciendo que se perdiera el resto de la competición. En semifinales, Alemania pasó por encima de Brasil con Neymar en la grada, un histórico e humillante 1-7 en casa eliminó a Brasil de la competición. Doloroso e impotente adiós, para el primer mundial de Ney…

La redención no llegóa hasta 2016, en este año Neymar vivió sus mejores momentos como futbolista y tocaría el cielo con la selección. Como capitán de la “verde amarela” Ney buscaba la gloria en los Juegos Olímpicos de Río 2016, con una nueva oportunidad de nuevo en su casa, frente a su gente, Neymar tenía una revancha pendiente tras lo sucedido en el Mundial 2014. En sus dos primeros partidos la selección brasileña no pasó del empate ante Sudáfrica e Irak, pero se destapó frente a Dinamarca con un 4-0 que selló su clasificación a la siguiente ronda. En cuartos de final ante Colombia, Neymar soltó los fantasmas del pasado marcando uno de los dos tantos de Brasil. En semifinales frente a Honduras, Neymar marcó un doblete en la victoria 6-0 de la “canarinha”, además de romper el récord del gol más rápido marcado en los Juegos Olímpicos. En la final frente Alemania, Ney junto a un país entero, tenían una venganza pendiente que cobrar… Neymar abriría el marcador al 27’ ilusionando a todo un país, sin embargo, Meyer al 59’ silenció a todo el estadio. Tras un cardíaco 1-1, el partido se fue a los penales, es ahí donde Weverton atajó el quinto penal de los alemanes, dejando toda la responsabilidad en los pies del capitán… El carioca no falló, Neymar anotó el penalti definitivo consiguiendo así la primera medalla de oro en la historia de la selección brasileña y vengando lo hecho por los alemanes en 2014. Ney había pintado de oro su nombre en la historia de su país, al conseguir un logro que ninguno de sus predecesores había podido conquistar.

De aquí en adelante, más sombras que luces. Tras tomar varias malas decisiones en su carrera, Neymar llegó al Mundial Rusia 2018 con poco rodaje tras varias lesiones, aunque una vez más la ilusión estaba al máximo, sin embargo, los resultados y el juego fueron decepcionantes. En fase de grupos, Brasil comenzó con un empate ante Suiza, después venció a Costa Rica en tiempo suplementario con un gol de Neymar al 97’, y selló su clasificación con una victoria ante Serbia. En octavos, frente a México, destellos de mago nos regaló Neymar con un gol y una asistencia para clasificar a la siguiente ronda venciendo 2-0 al “TRIcolor”. En cuartos frente a Bélgica, se consumó la hecatombe, Brasil, una de las candidatas de la mano de Neymar se iba en cuartos de final, ofreciéndonos un muy pobre nivel futbolístico… Ney fue duramente criticado por su decepcionante torneo, y una vez más se iba por la puerta de atrás de un mundial.

La cosa no dejaría de empeorar, un año después Neymar se perdía la Copa América 2019 tras una lesión y donde su selección sería campeona. La carrera del jugador comenzó a tambalear. Una de sus últimas balas fue el Mundial de Qatar 2022, Neymar llegó en gran forma después de llegar a una final de Champions con el PSG y de grandes actuaciones individuales, sin embargo, en el debut frente a Serbia se lesionaría y se perdería toda la fase de grupos del campeonato. En octavos reapareció anotando de penal en la victoria 4-1 frente a Corea del Sur para avanzar a cuartos de final, pero como era de esperarse, el nivel de Neymar no fue bueno. En cuarto se consumó una debacle más para Ney y para Brasil. A pesar de que Neymar marcó un golazo al minuto 105’, Croacia logró empatar al 117’ y mandó el partido a penales; en los once pasos Croacia eliminó a la “verde amarela” culminando así de nuevo una decepcionante participación de Brasil en el mundial, con un borrado Neymar debido a las lesiones y las malas decisiones.

Llegamos al presente 2023. Hoy por hoy Neymar ha tenido una carrera que ha ido de más a menos, no solo con la selección, sino en general. En las eliminatorias para el mundial 2024 Neymar consiguió marcar un doblete ante Bolivia para convertirse así en el máximo goleador en la historia de la selección brasileña con 79 tantos, dejando atrás la marca del “Rey” Péle con 77. Un récord histórico sin duda alguna, que en otras circunstancias sería motivo de celebración, sin embargo, este logro tiene un sabor agridulce, ya que Neymar pudo haber conseguido muchísimo más con el enorme potencial que ha desperdiciado. No puedo evitar decepcionarme al escribir sobre este jugador, que tenía potencial para ser rey, pero prefirió vivir como príncipe; felicidades a Neymar por un logro histórico que le vale para estar entre los mejores jugadores en la historia de la selección brasileña.

Visto 199 veces